jueves, 5 de marzo de 2015

12 pasos esenciales para planificar tu temporada/ 12 steps to designing a training plan in speed skating

En este artículo intentaremos sintetizar todo lo posible como debería de ser el proceso de planificación de una temporada deportiva en el patinaje de velocidad, pretendiendo ser una herramienta útil para los entrenadores de nuestro deporte.
A continuación pasamos a comentar las diferentes etapas esenciales en la elaboración de nuestra planificación deportiva, desarrolladas en estos doce puntos:

1. Establecimiento de objetivos

El primer paso a dar sería el establecimiento de los objetivos de la temporada para mi patinador/equipo. Es importante que esos objetivos sean concretos y realistas, al igual que es fundamental que exista una implicación total por parte del patinador en el establecimiento de los mismos, ya que no tendría sentido que los objetivos del entrenador y el patinador no coincidieran.
Cuando nos referimos a que han de ser concretos, nos referimos a que no vale establecer objetivos como "hacerlo bien", sino que hay que concretar y especificar al máximo, y cuando hablamos de realistas, nos referimos a que debemos tener en cuenta los resultados de temporadas anteriores, los resultados de diferentes tests previos, el calendario, etc. Los objetivos deben de ser difíciles pero alcanzables.
Además de establecer objetivos de resultado, es muy conveniente trabajar con los objetivos de realización. Por ejemplo, "clasificarse para el Cto de Europa", sería un objetivo que no siempre depende únicamente del rendimiento del patinador, pero con objetivos de realización, como por ejemplo, realizar al menos el 95% del entrenamiento planificado, mejorar mi umbral anaeróbico o mejorar la salida en los 500, son objetivos que podemos marcar a nuestros patinadores y que nos ayudarán a conseguir el objetivo de resultado final y a mantener a nuestros deportistas motivados.
Es fundamental poner dichos objetivos por escrito y fechando cuando se deben conseguir.
Hay que prestar especial atención en la planificación de las temporadas en patinadores jóvenes, en los que en numerosas ocasiones los objetivos propuestos por el entrenador poco tienen que ver con los objetivos reales del patinador, pudiendo esto ser un problema muy serio para la consecución de los mismos.

Establecimiento de objetivos; es importante el entrenador y el patinador/es
compartan el objetivo y estén igualmente involucrados en su consecución; en

la foto Iván Vargas, seleccionador colombiano, conversando con su grupo 

2. Conocer las condiciones de preparación

Una vez que tenemos claros los objetivos de nuestro/s patinador/es, debemos analizar cuales son las condiciones para la preparación. Esto quiere decir que tenemos que conocer de que medios humanos y medios materiales de los que disponemos, instalaciones para los entrenamiento, etc.
Es fundamental también conocer las condiciones ambientales de nuestros patinadores, es decir, saber como es su entorno familiar, laboral o de estudios, ya que todos estos factores condicionarán en gran parte la preparación. Cualquier entrenador con cierta experiencia seguramente habrá tenido más de un caso de patinadores con gran talento deportivo que no llegaron a alcanzar sus objetivos por fallarles estos factores particulares de su entorno.

Imaginemos que hacemos una planificación para un patinador de alto nivel y queremos hacer doble sesión con él  varios días a la semana, pero no contamos que por estudios o trabajo no le es posible llevarlo a cabo. Cuanto más conozcamos del entorno y de los condicionantes de nuestros patinadores, mejor se ajustará la planificación del entrenamiento a la realidad, y mayor será la probabilidad de logras los objetivos.

3. Fijar los plazos de las competiciones

El tercer paso sería el fijar las competiciones en las que participarán nuestros patinadores. Normalmente estas fechas vendrán fijadas por las federaciones (autonómicas, nacionales, internacional), pudiendo elegir a veces en que competiciones participar en función de nuestros objetivos.
Es fundamental recoger en nuestra planificación las fechas de las competiciones en las que vamos a tomar parte en el temporada, así como diferenciar aquellas que serán de carácter preparatorio y aquellas que serán objetivo importante de la misma.

En este cuadro, por ejemplo, situamos las competiciones regionales, nacionales e internacionales de un patinador con el objetivo de luchar por estar en el europeo y el mundial.

Ejemplo de cómo fijar las fechas dentro de la temporada para patinador internacional

La mala organización de algunas federaciones o entidades, sacando el calendario de competiciones con escasa antelación o realizando cambios inesperados, puede hacernos cambiar el plan de entrenamiento una vez comenzada la temporada.

4. Determinar el grupo de apoyo al plan

En el proceso del entrenamiento, es fundamental establecer cuál es el grupo de apoyo del plan, es decir saber quienes van a tomar las decisiones y ejecutar el plan. Además es importante saber que profesionales van a formar el grupo de apoyo al plan (médicos, físios, nutricionistas, psicólogos, etc)
Por desgracia, a veces es difícil poder contar con un grupo multidisciplinar, incluso en alto nivel, pero en la medida de lo posible deberíamos de disponer de él.

En el proceso de planificación del entrenamiento debemos determinar cuál
será el grupo de apoyo para la consecución de los objetivos establecidos; en la foto,

patinador del Club Paen-Envigado de Medellín estirando con ayuda de su equipo


5. Clasificar los macrociclos, fases, ...

Una vez ya tenemos claros los puntos anteriores (objetivos, condicionantes, calendario competiciones, grupo apoyo) es hora de comenzar a planificar la temporada. Teniendo en cuenta diversos factores, elegiremos si seguir una planificación tradicional o contemporánea, o una combinación de ambas, así como determinar cuantos ciclos haremos a lo largo de la temporada, lo que vendrá condicionado principalmente por los objetivos y el calendario de competiciones.
No cabe duda que el entrenamiento deportivo es un arte, pero debemos basarnos en la ciencia, por lo que debemos de planificar de una manera inteligente, siguiendo los principios del entrenamiento deportivo, que ya habíamos tratado en un post anterior.

A continuación os ponemos un ejemplo de planificación de los diferentes ciclos, períodos, macrociclos, mesociclos y microciclos de toda la temporada para un patinador de nivel internacional.

Ejemplo de planificación anual para un patinador internacional
A la hora de planificar, es importante adecuarse a la situación real de ese patinador; en caso hagamos una planificación para un grupo de semejantes objetivos, es crucial el individualizar al máximo posible, ya que no todos los patinadores serán iguales.
Por ejemplo, las fases de entrenamiento no deberían de ser iguales para un patinador cuyo objetivo prioritario es conseguir meterse en el europeo, para lo cuál debe hacer un cto de España en su máximo nivel, con respecto a otro patinador cuyo nivel sea más alto y su objetivo sea medalla en un campeonato del Mundo, ya que para éste, el Cto de España será importante para clasificarse, pero su máximo rendimiento se espera sea en la cita mundial.

6. Establecer los contenidos concretos y de las diferentes fases


Una vez establecidas las diferentes fases de la planificación, es hora de ir estableciendo los contenidos a trabajar en las diferentes sesiones, microciclos, mesociclos y macrociclos dentro de la temporada. Esta fase será la más laboriosa, pero de vital importancia para la consecución de los objetivos. De nada sirve tener una temporada muy bien estructurada si luego los contenidos a realizar no son los adecuados.
A continuación os mostramos un ejemplo de estructura de un microciclo.

Ejemplo microciclo de carga en fase de acumulación

7. Establecer las actividades de control

Una vez establecidos los contenidos en cada fase del plan de entrenamiento, debemos establecer las actividades de control que vamos a realizar para controlar y evaluar si se están alcanzando los objetivos en cada fase.
Es decir, debemos reflejar en nuestro plan las fechas para las evaluaciones y controles de nuestros patinadores.
Aquí os ponemos un ejemplo de establecimiento de las actividades de control en una temporada para un patinador de nivel internacional.

Ejemplo de establecimiento de actividades de control durante
la temporadaen un patinador de nivel internacional

En este ejemplo realizaremos los siguientes controles:

- Reconocimiento médico inicial
- Analíticas de sangre
- Valoración de la composición corporal
- Prueba esfuerzo laboratorio
- Evaluación de fuerza
- Evaluación de resistencia específica (test lactatos)
- Evaluación técnica

Jercy Puello, patinadora internacional colombiana haciendo un test de esfuerzo

8. Realización del plan de entrenamiento

Esta etapa consiste en realizar y echar a andar el plan de entrenamiento que hemos planificado con anterioridad.

9. Evaluación/control del plan


Con el objetivo de determinar si la planificación del entrenamiento está siendo la adecuada, mediante las actividades de evaluación o control a lo largo de la temporada, podremos examinar como se encuentra el patinador en ese momento de la temporada. Como planificamos en el punto 7, será el momento de realizar los test planificados en cada momento de la temporada.

El médico E. Gorostiaga haciendo test lactatos al patinador Ioseba Fernández

10. Rectificación del plan

Los resultados de las diferentes evaluaciones-controles que hagamos a nuestros patinadores nos dirán si estamos cumpliendo los objetivos previstos o si por el contrario debemos reestructurar el plan de entrenamiento intentando redirigirla hacia el objetivo final.
No debemos pensar que una planificación es algo cerrado o inamovible, ya que son muchos los condicionantes que nos pueden hacer modificar una planificación.
Imaginemos un patinador cae enfermo y no puede patinar durante una semana, o que un patinador sufre una caída, que le impide entrenar normalmente durante casi tres semanas,....; estos y otros muchos contratiempos pueden hacernos tener que modificar la planificación inicial, a pesar de seguir teniendo el mismo objetivo final. Es más, en alguna ocasión, debemos incluso el modificar el objetivo final del plan de entrenamiento.

11. Realización del plan

Una vez realizada la rectificación del plan de entrenamiento, tras la evaluación o tras algún suceso que me haya tenido que llevar a hacer alguna modificación, es momento de seguir con el nuevo plan de entrenamiento.

12. Evaluación final de la eficacia del plan

Una vez finalizada la temporada, es conveniente evaluar la eficacia del plan de entrenamiento llevado a cabo. Con ello, intentaremos detectar cuáles han sido las claves para el éxito o fracaso del plan de entrenamiento, aspectos a mejorar, y demás aspectos que nos puedan ayudar para próximas temporadas.
Como entrenadores, es importante hacer partícipes a nuestros patinadores de esta evaluación final, saber sus impresiones, saber en que cree él que ha fallado, o en que cree él que se ha acertado...

Al terminar la temporada es momento de realizar una evaluación final
para determinar si hemos logrado el objetivo, en qué hemos fallado o acertado,
y sacar conclusiones que nos ayuden para posteriores temporadas

En próximos posts iremos abordando todos estos puntos, desarrollándolos con mayor profundidad, con el fin de facilitar la tarea de la planificación a patinadores y entrenadores.


2 comentarios:

  1. Joe, me llega justo en el momento perfecto. Gracias!

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias la información esta completa muy util, donde puedo comprar una slider board.

    ResponderEliminar